Alberto Fernández insistió: “No disfruto de la Ciudad de Buenos Aires cuando pienso lo desigual que es al resto del país”

0
120

Alberto Fernández firmó este martes una serie de convenios con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, y volvió a cuestionar la “riqueza” y la “desigualdad” de la Ciudad de Buenos Aires con respecto al resto del país.

Desde la Quinta de Olivos, el mandatario habló de una “Argentina central que ya no se puede tolerar más” e hizo hincapié en la capital, pocos días después de que en un acto mencionara la “culpa” que le genera la “opulencia” en CABA.

“Argentina se construyó con esa Argentina central, de la que siempre hablo, la Argentina rica, del campo próspero, la Argentina de la producción agropecuaria, ganadera. Y una Argentina periférica al norte y otra al sur. Y esa no es una linda Argentina. Es una Argentina ingrata”, comenzó el mandatario, acompañado por Capitanich y por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

En este sentido, agregó: “Siempre es un motivo de alegría integrar al norte y a la Patagonia, dos realidades muy distintas pero que son parte de periferia de la Argentina central que ya no se puede tolerar más”.

Pese a los cuestionamientos que recibió la semana pasada por sus declaraciones, incluso del propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el Presidente insistió en su discurso.

“Amo la Ciudad de Buenos Aires… Pero no disfruto cuando pienso en lo desigual que es al resto del país. Cuando pienso que acá el ingreso per cápita es igual al de las ciudades más ricas de Europa y en el interior el ingreso se parece al de los lugares más pobres del mundo. Ahí dejo de disfrutar Buenos Aires y empieza a dolerme. Porque me duele la desigualdad”, aseveró.

“Ojalá la Argentina estuviera llena de Buenos Aires, pero no es esto lo que hemos hecho”, concluyó.

Días atrás, el jefe de Estado había señalado que “es hora de que Buenos Aires le dé al país todo lo que recibió para hacer un país sin desigualdades y desequilibrios”. Y afirmó: “Esa maravillosa ciudad que es Buenos Aires es al mismo tiempo una ciudad que nos llena de culpa, de verla tan opulenta, tan desigual y tan injusta con el resto del país”. Como parte de los anuncios con el gobernador chaqueño, que incluyen obras en toda la provincia norteña, el mandatario defendió el acceso a la conectividad y al conocimiento en todo el país. “No hay servicio público más importante en el Siglo XXI que el acceso a internet”, dijo tras las críticas que recibió al declarar esenciales y congelar las tarifas de los servicios de TV paga, telefonía móvil e Internet

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí