Tanto las criticó y ahora Alberto Fernández avala una marcha para el 17 de octubre

0
222
Postal de la movilización del año pasado por el Día de la Lealtad

La intención de la Casa Rosada no es que una multitud salga a la calle, pero permitirán una “movilización con distanciamiento”. Habrá mucho apoyo tecnológico y uso de redes sociales

Cerca del Presidente cuentan que no pasa día sin que algún gobernador, intendente o dirigente sindical o social le pida que los habilite “aunque sea por un día” para hacer una gran movilización. “Ven los actos contra el Gobierno y no pueden creer que nosotros sigamos quietos. Hay tantas ganas de salir a la calle que, si decidiéramos movilizar, ponemos un millón y medio de personas sobre la 9 de Julio; los nuestros quieren ir a respaldar lo que estamos haciendo en estas condiciones, mucho peores que las jamás imaginadas”, aseguran. Así que, finalmente, Alberto Fernández dio el guiño para que el 17 de octubre, el Día de la Lealtad peronista, se salga de la virtualidad y se concrete una movilización.

Por lo que trascendió hasta ahora, esta marcha que tendrá el respaldo activo de la Casa Rosada no será importante en cantidad de gente. “Somos los que decimos que hay que quedarse en casa, por lo tanto, será una movilización con distanciamiento, tecnología y un gran despliegue en redes sociales”, anticiparon. Y muy probablemente estará centrada en Plaza de Mayo, pero será replicada en muchas plazas de la ciudad y la provincia de Buenos Aires y de muchas plazas del país donde la pandemia esté controlada.

“De lo que se trata es de hacer algo distinto, que nos permita estar en la calle sin poner en peligro la salud, sacándonos las ganas de expresar el respaldo al Frente de Todos que está en el Gobierno y de un modo creativo y controlable, lo que no es posible de garantizar si movilizamos con todo”, explicaron en Casa Rosada.

Infobae quiso saber si el Gobierno siente que necesita respaldo en este momento, luego de una notoria caída en las encuestas y una crisis de confianza que se generó en el mundo de los negocios después del nuevo ajuste al cepo cambiario. “Cuando Alberto (Fernández) llegaba al 80% de imagen positiva, sabíamos que era algo transitorio que no podía durar, que ahora esté en 50% es mucho más de lo que tiene cualquier presidente de la región y aun del mundo, así que de ningún modo nos parece que estemos pasando por un mal momento. Por el contrario, hay un ajuste de expectativas”, razonó un funcionario cercano al Presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí