La historia del perrito ciego que tiene su propio perro guía: Tao y Oko

0
875

Una conmovedora historia derrite las redes sociales: el perrito ciego y su fiel compañero, que se volvió su inseparable compañero y lazarillo.

Las mascotas se han vuelto las grandes protagonistas de las redes sociales, y sus historias nos enternecen día a día. Pero hay una en particular, que se ¿volvió viral por la dulzura de sus protagonistas: un perrito ciego y su perro guía.

Sin que nadie le enseñara nada, sin necesidad de un adiestramiento especial, un labrador se volvió el lazarillo perfecto para su compañero que se quedó ciego. Él supo qué tenía que hacer, y el perrito no vidente lo sigue a todas partes.

Melanie Jackson, una vecina de Somerset, Inglaterra, estaba muy preocupada cuando su perro Tao quedó ciego el año pasado, por culpa de un glaucoma. Su fiel mascota, un golden retriever de 11 años de edad, tendría que aprender a manejarse por la vida de una forma diferente.

Para ayudarlo en el proceso, Melanaie adoptó a Oko, un cachorro de 8 semanas,  para que le hiciera compañía. Pero el perrito hizo mucho más que eso, e instintivamente se convirtió en el lazarillo de Tao.

Oko se volvió los ojos de Tao. Mira por él, y le indica dónde tienen que ir o qué deben hacer. El perrito ciego, lo tiene como permanente referencia.

Cuando salen a pasear a campo abierto, el olor de su amigo lo ayuda a encontrar el camino de regreso, lo que le da mayor autonomía. Gracias al pequeño cachorro, el perro viejo y ciego ha vuelto a ser feliz, y a correr y disfrutar de los paseos como lo hizo siempre.

Su cegera ya no es un impedimento para nada, y hace su vida normalmente, siempre con la compañía de su inseparable amigo. La historia, relatada en imágenes y videos en las redes sociales, ha conmovido  a los usuarios. En su propia cuenta de Instagram tiene más de 15 mil seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí