El hijo de cuatro años del policía asesinado se enteró de la muerte mirando la televisión: “Mamá, yo ya sé que a papá lo mataron”

0
847

Carolina, esposa del difunto agente Juan Pablo Roldán, reconoció que cuando volvió del hospital para contarle al chico que su papá había sido apuñalado, el nene se tapaba los oídos y le dijo que ya se había enterado de todo.

Carolina, la esposa del policía apuñalado Juan Pablo Roldán, contó que su hijo de cuatro años se enteró de la muerte del padre mirando la televisión.

Valeria Sampedro contó en Noticiero Trece que “su hijo de cuatro años se enteró por la televisión. Cuando llegó el llamado, Carolina no tenía la certeza de lo que había pasado. Se acercó al Matter Dei, donde le confirmaron que su esposo había sido asesinado”.

“Cuando vuelve a la casa y quería hablar con él hijo, el nene se tapaba los oídos porque no quería enterarse de la noticia. Le dijo ‘mamá, yo ya sé que a papá lo mataron'”, narró la periodista.

Carolina aseguró hoy que su marido “era feliz” con su trabajo, ya que “era su pasión”. “Siempre me daba miedo, nunca me gustó que fuera policía, él lo amaba, lo llevaba en la sangre, era su sueño. En algún momento pensó (dejarlo), pero no sabíamos, si dejaba no íbamos a tener de qué vivir, era su profesión, su todo”, agregó la mujer.

Además, señaló: “Era lo que le gustaba hacer, él siempre quiso ser policía, mas no estaba conforme con las leyes y con que un policía no puede ejercer como debería ser porque termina preso, termina su carrera, pierde todo”, dijo Carolina, esposa del efectivo asesinado, en diálogo con el canal TN.

“Siempre veíamos las noticias que pasaban de que un policía que se defendió, disparó, mató, perdió su carrera, todo, nunca un apoyo a un policía”, continuó la mujer.

Carolina recordó que su esposo y padre de su hijo de cuatro años decía que, no obstante, “siempre” que hubiera una situación “él iba a reaccionar e iba a ayudar, siempre iba a estar ahí”. “Si íbamos a cualquier lugar, y él estaba de civil, estaba de franco, se topaba con algún problema, era el primero en salir para ayudar. Yo le decía pero no estás trabajando y siempre me decía: ‘no importa, yo soy policía y esté de franco o esté como esté yo tengo que interceder por que es mi trabajo”, recordó Carolina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí