La Juve goleó al Barsa con dos de Cristiano de penal

0
333

Lo que faltaba: en el retorno del duelo fue la peor derrota de Messi vs. Cristiano.

El portugués hizo dos de penal y fue un 3-0 para la Juventus que ganó el grupo. El 10 no pudo con Buffon y el Barsa se hunde cada vez más.

Era el regreso del duelo. La expectativa de otros tiempos, de la emoción de ver a Messi contra Cristiano recordando momentos mejores. Pero no. No hubo equivalencias y Ronaldo se llevó la merecida victoria: un 3-0 con dos goles suyos de penal. En el partido 36 del esperado duelo llegó el peor resultado de todos para el 10. Con esta victoria CR7 acortó distancias. Porque ganó 11 juegos contra 16 de Leo, además de nueve empates. Y en cuanto a goles se puso ahí: 21 del portugués contra 22 del argentino.

Pero si no hubo equivalencias fue porque Leo estuvo solo contra toda la Juventus. Si bien se equivocó y no estuvo fino, intentó buscar siempre generar peligro. La muestra son los ¡ocho! remates al arco que tuvo. Siete tapó Gianluigi Buffon, la leyenda que en poco más de un mes cumplirá 43 años le tapó tres muy difíciles y otras cuatro más fáciles. La restante fue una pelota que se fue cerca del palo.

La imagen que se repite de Messi. Ya no es festejando goles.

Pero si no hubo equivalencias fue porque Leo estuvo solo contra toda la Juventus. Si bien se equivocó y no estuvo fino, intentó buscar siempre generar peligro. La muestra son los ¡ocho! remates al arco que tuvo. Siete tapó Gianluigi Buffon, la leyenda que en poco más de un mes cumplirá 43 años le tapó tres muy difíciles y otras cuatro más fáciles. La restante fue una pelota que se fue cerca del palo.

La Vecchia Signora pisó fuerte en el Camp Nou a nivel colectivo y sus figuras también brillaron. Porque CR7 generó el penal dudoso del 1-0 que transformó. Aprovechando el impacto del golpe consiguieron el 2-0 ante un Barsa que cada partido defiende peor. El yanqui McKennie metió una linda volea.

Detalle aparte merece el 0-3. Una muestra de lo que es hoy la realidad catalana. Un mano muy tonta de Lenglet que el VAR señaló como penal y otro grito de Cristiano. Otro error del central francés que venía de ser protagonista del papelón ante el Cádiz y más atrás también había hecho un penal innecesario en otro partido decisivo como el clásico ante el Real Madrid.

Para colmo de males, el Barcelona que tenía todas de la ganar, quedó segundo. Porque le alcanzaba hasta perdiendo por 2-0 para ser el líder del grupo. El resultado final y el cruce directo (en Turín habían ganado los culés 2-0) le dieron a los de Andrea Pirlo la posibilidad de llevarse todo el Camp Nou. En el final hubo unos minutos de Paulo Dybala, con la historia liquidada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí