Asalto al banco Galicia de Temperley: cuatro minutos para robar $4,5 millones sin disparar un tiro

0
124

Los investigadores buscan el segundo coche con el que huyeron los cuatro ladrones. Las cámaras de seguridad son la clave del caso

Las cámaras de seguridad de la sucursal de Temperley del banco Galicia, que fue asaltada este martes por cuatro ladrones, puso blanco sobre negro a la información que se tenía sobre el robo originalmente y reveló que los delincuentes tardaron sólo cuatro minutos en llevarse algo más de 4,5 millones de pesos, sin disparar un solo tiro ni lastimar a nadie. Se hicieron a razón de 1,125 millón de pesos por minuto.

Fuentes de la investigación revelaron que los delincuentes ingresaron a la sucursal de la avenida Hipólito Yrigoyen 10.557 a las 14.03. Primero lo hizo el mayor de los cuatro delincuentes, de unos 60 años, según la estimación oficial, el que simuló tener un brazo enyesado y que lo sostenía con un pañuelo del cuello. Aunque era un ardid: allí llevaba escondida el arma, y también fue el primero que mostró las verdaderas intenciones que los habían llevado al banco.

“Las cámaras permitieron ver los rasgos fisonómicos, que uno es mayor y los otros tres son jóvenes y que se movían muy tranquilos, con bastante solvencia y rápido. Sabían lo que hacían”, explicaron las fuentes consultadas por este medio.

Los otros tres delincuentes, que ahora -luego de que los investigadores vieron las imágenes de las cámaras internas del banco- se conoce que sí llevaban barbijo y que sólo uno de ellos usaba guantes, siguieron al mayor de los ladrones y también desenfundaron. “Todos llevaban armas cortas”, agregaron.

Así, la banda redujo al único empleado de seguridad de la sucursal, que no es policía y que tampoco estaba armado. Luego, fue el turno de controlar a los pocos clientes que había y al personal, y se distribuyeron los roles. Todo en cuestión de segundos: uno quedó en el hall, y el resto fue a las cajas, a la gerencia y al tesoro: “Estaba abierto porque estaban haciendo una transacción. Así que se sospecha que se llevaron unos 4,5 millones de pesos, aunque podría ser más porque no tenían en claro cuánto se llevaron de las cajas todavía”, ampliaron.

Tras los cuatro minutos que duró el robo, a las 14.07 los delincuentes escaparon. En las últimas horas se conoció que el auto que usaron para huir, un Volkswagen Vento azul, fue encontrado horas después por personal de la Comisaría 3° de Temperley de la Policía Bonaerense.

El auto fue encontrado sobre la calle San Isidro, en la zona de Turdera, muy cerca del banco. Tenía una patente que comienza con la letra I, pero en los cristales tenía grabados una distinta. El auto, según pudieron corroborar las autoridades, contaba con un pedido de secuestro por robo tras una denuncia formulada el 11 de noviembre en la Comisaría 2° de Burzaco.

Según revelaron las cámaras de seguridad, los delincuentes tenían un segundo auto preparado en la calle San Isidro donde descartaron el Vento, con el que huyeron. Ese es el coche que ahora buscan los investigadores y del que prefirieron no dar mayores detalles.

Mientras tanto, la Policía Científica trabajó en busca de huellas que hayan podido dejar los delincuentes en el coche secuestrado. El martes, la búsqueda de los peritos se concentró en la sucursal asaltada.

La causa es investigada por el fiscal Ricardo Silvestrini de la UFI N°11 de Lomas de Zamora, quien calificó el hecho como un robo agravado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí