Un motochorro mató a su cómplice para quedarse con el celular que habían robado

0
497
El supuesto agresor fue identificado como Thomas Francisco Correa, de 21 año

El agresor fue detenido. En el lugar donde yacía el fallecido, en el barrio El Mondongo, encontraron el Smartphone que le habían sustraído a un vecino y el arma empleada en el crimen.

Hoy viernes, poco después de la medianoche, un llamado al 911 alertó sobre el robo a mano armado de un celular en el barrio El Mondongo, de La Plata. Allí, efectivos de la Policía Bonaerense se trasladaron hasta la calle 68, entre 5 y 6, donde la víctima les informó que había sido interceptado por dos motochorros que se dieron a la fuga.

Robo, discusión y crimen en La Plata: un motochorro mató a su cómplice de un tiro en la cabeza por un celular que le habían sustraído a un vecino
Robo, discusión y crimen en La Plata: un motochorro mató a su cómplice de un tiro en la cabeza por un celular que le habían sustraído a un vecino

Al salir en búsqueda de los delincuentes, los uniformados avistaron a pocas cuadras del lugar una motocicleta Dominator 400 -similar a la que había descripto el hombre que hizo la denuncia- y a dos sujetos que yacían en la vereda.

Thomas Correa, de 21 años, fue detenido en el momento. El otro estaba moribundo en el suelo: tenía un tiro en la cabeza.

Ahora, los investigadores de la UFI N°15 tratan de establecer cómo se desencadenó el episodio que terminó con el joven acribillado a sangre fría: todo indicaría que los delincuentes habrían discutido por ver quién se quedaba con el celular y Correa lo mató para alzarse con el botín.

En el lugar donde yacía el muerto encontraron el celular robado y el arma homicida
En el lugar donde yacía el muerto encontraron el celular robado y el arma homicida

Los investigadores explicaron que, dado que el joven estaba desvanecido en la vereda, se dio aviso a las autoridades y una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) no tardó en llegar. Los paramédicos, sin embargo, no pudieron hacer nada para salvar su vida.

El joven recibió el tiro a la altura de la sien derecha, según constataron los médicos del SAME. Luego, fue identificado como Lucas Plaquín.

Tras inspeccionar el lugar, los agentes no solo encontraron el cuerpo de Plaquín sino también el celular robado, un viejo Samsung con la pantalla quebrada que no podría cotizar más de 5 mil pesos en una reventa clandestina, y el arma que habría sido usada para cometer el crimen, desechada en un canasto de basura en las inmediaciones del hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí