El plan “Vespucio Mágico” requiere una obra clave para su puesta en marcha

0
35

Es necesario rehacer la ruta provincial 146 que une Vespucio con General Mosconi porque literalmente está destruida, con verdaderos cráteres.

Con un aporte del 80 por ciento del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y de un 20 por ciento de la Provincia el proyecto “Vespucio Mágico” está casi finalizado y solo faltan algunos detalles. Pero una obra fundamental aún falta para que el proyecto turístico y de revalorización de la localidad petrolera de Campamento Vespucio cumpla con los objetivos que se planteó al momento de presentar el proyecto y que implicó la inversión más grande realizada en Mosconi en más de dos décadas.

Para que los potenciales visitantes puedan llegar a esa localidad, ubicada en los propios cerros del oeste y con una belleza que llama al descanso y a disfrutar la naturaleza, es necesario mejorar las condiciones actuales de la ruta provincial 146 que une Vespucio con General Mosconi porque literalmente está destruida, con verdaderos cráteres en toda su extensión de más o menos 8 kilómetros.

Esa ruta es el único acceso al campamento construido hace más de 7 décadas pero que hoy muestra una cara nueva con un circuito turístico del petróleo , las mejoras en los dos museos, en el teatro. La Casa Mágica y la construcción de cabañas nuevas por parte de emprendedores que ven en Vespucio un lugar de oportunidades para el turismo alternativo y amigable con el medio ambiente.

Lo que se hizo y lo que falta

El proyecto “Vespucio Mágico” llevó más de una década porque si bien la propuesta fue presentada por el municipio hace varios años, recién se aprobó en el año 2017 y desde entonces se cumplimentaron una serie de pasos hasta que se liberaron los fondos. Isidro Ruarte, intendente de General Mosconi, precisó: “Para que la obra finalice falta lo mínimo, pero el inconveniente que tenemos es la ruta de 8 kilómetros que une Vespucio con Mosconi y que es el único acceso a este lugar.

Hoy en día los vecinos que diariamente tienen que hacer ese trayecto, que vienen de Vespucio para trabajar en Mosconi o en Tartagal reclaman en forma permanente porque el estado es muy malo, desde el momento que hace prácticamente 30 años, desde la privatización de YPF que no se le hizo mantenimiento y mucho menos mejoras. Diariamente se utiliza con vehículos particulares, camiones, ómnibus que entran a algunas áreas petrolíferas y el pavimento está destrozado por tanto uso”.

“Hoy son 5 las cabañas, van a contar con piletas de natación y canchas de padle. Estamos en la última etapa de Vespucio Mágico, colocándose los sistemas de luces y finalizando los detalles. Es una obra de $93 millones, la más importante de Mosconi en tantos años por lo que poner en condiciones la ruta que lleva a Vespucio es lo que ahora más nos preocupa”, precisó Ruarte.

 Por más que Vespucio Mágico esté finalizado no se puede inaugurar porque es un contrasentido tener una estructura tan importante pero no poder llegar porque esa ruta provincial está en muy mal estado. Pero, a la vez como municipio, tampoco podemos hacernos cargos de los trabajos porque la reparación de esos 7 kilómetros requiere de unos 80 millones de pesos”.

El intendente de Mosconi consideró que “el vituminoso no es lo ideal, lo ideal sería que esa obra se licite y una empresa se haga cargo de reconstruír ese pavimento que lo hizo YPF pero hace 30 años que no se le hace ningún tipo de mantenimiento. Pero para salir del paso estamos dispuestos a hacer esa inversión siempre que podamos llegar con el vituminoso en tiempo y forma y no nos agarre en la ruta algún corte”.

Los cortes de ruta

Ruarte agregó que ante esa situación ” hemos pensado que si utilizamos vituminoso y no hacerle pavimento sino simplemente asfalto podríamos superar ese gran inconveniente. Mosconi forma parte del consorcio conformado con otros municipios y es por eso que hemos podido hacer muchas mejoras en mejoras en las calles. Pero esto es una ruta provincial de manera que el consorcio no puede operar en ese tramo. La única opción que nos dan es vendernos el vituminoso y que el municipio se haga cargo de traerlo desde la planta que está ubicada en la localidad de Pichanal. Nosotros podemos hacernos cargo del traslado aunque es un operación muy cara; pero el mayor temor es que si lo traemos en camiones y nos agarra un corte de ruta, el vituminoso que viene caliente, en tres horas no sirve más y sería muchísimo dinero tirado. Pero no me aparto que quien debe darle solución al tema soy yo como intendente de Mosconi, porque desde hace años que tengo fe en que Vespucio Mágico y es un gran aporte para el desarrollo turístico del norte. Cuando yo comentaba esto había mucha gente que se reía, pero ahora ven la inversión, lo único que pido es que tengan más confianza en el lugar donde todos vivimos” expresó.

El intendente de Mosconi recordó que “era tal el pesimismo de la gente en este proyecto que cuando los primeros inversores vinieron a Vespucio para construír cabañas, algunos vecinos del Campamento se molestaron, querían correrlos. Hoy son 5 las cabañas, van a contar con piletas de natación y canchas de padle. Estamos en la última etapa de Vespucio Mágico”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí