Al final no fue un accidente: hubo intento de homicidio

0
193

Un hombre de 28 años, imputado por un hecho ocurrido en la zona sudeste de la ciudad de Salta en octubre de 2021, donde un hombre perdió la vida y otro resultó lesionado, quedó detenido luego de que se ampliara la acusación de homicidio culposo a homicidio calificado. Conducía a exceso de velocidad, en estado de ebriedad y se dio a la fuga.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Verónica Simesen de Bielke, imputó en forma provisional a un hombre de 28 años como autor de los delitos de homicidio calificado por ensañamiento y tentativa de homicidio calificado por ensañamiento.

Estuvo acompañado de un defensor particular y en su declaración, dio su versión de lo sucedido. Desde la Fiscalía se solicitó al Juzgado de Garantías interviniente su prisión preventiva.

Inicialmente el acusado fue imputado como autor de los delitos de homicidio culposo por la conducción imprudente, negligente, antirreglamentaria de un vehículo con motor triplemente calificado por darse a la fuga, no intentar socorrer a la víctima, por estar conduciendo en exceso de velocidad de más de 30 km por encima de la velocidad permitida en el lugar del hecho y por estar con un nivel de alcoholemia superior a 1 gramo por litro de sangre y lesiones culposas graves triplemente calificadas en concurso ideal. Con el avance de la investigación, pudo establecerse a partir de las testimoniales recibidas, la pericia accidentológica conjunta realizada y otras medidas probatorias producidas, que el acusado habría efectuado maniobras con el vehículo con el fin de quitarle la vida a las víctimas, embistiéndolos de manera dolosa.

El hecho ocurrió en octubre de 2021 en barrio Juan Calchaqui de la ciudad de Salta, cuando el acusado conducía su automóvil por calle Joaquín Víctor González y habría embestido a dos personas que se encontraban en la vía pública, que resultaron lesionadas y uno de ellos falleció.

Del análisis de los resultados de las medidas y pericias dispuestas, se determinó que el acusado conducía con un nivel de alcoholemia superior a 1 g/l, que conducía a una velocidad superior a la permitida y que se dio a la fuga, sin intentar socorrer a los damnificados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí