Con amigos así para que tener enemigos

0
131

Mauricio Leonel Velardes tiene 26 años y fue condenado por haber cometido el delito de estrago. Éste es un delito que se comete cuando una persona causa daño con incendio, hundimiento de un buque, derrumbe de un edificio o inundación de algo que puede provocar una gran destrucción.

El día del hecho “Mauri” estaba tomando bebidas alcohólicas con un amigo, que luego de un rato se quedó dormido. El joven aprovechó ese momento para prender fuego el colchón en el que descansaba.

El padre de la víctima se despertó debido al humo que había en la vivienda, y logró sofocar el incendio. En ese momento vio que Velardes salía de la casa.

El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, Raúl Fernando López, le impuso la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y ordenó su libertad.

Durante dos años, el joven deberá fijar domicilio y someterse al cuidado de la Dirección de Reinserción Social de Presos y Liberados. Además, tendrá prohibido consumir estupefacientes. Finalmente, deberá someterse a un tratamiento psicológico para sus adicciones.

En caso de incumplir alguna de estas reglas de conducta, podría dejarse sin efecto la modalidad condicional de la pena impuesta, que sería de cumplimiento efectivo.

En el mismo fallo Velardes fue absuelto del delito de tobo agravado por el uso de armas por el que también había sido acusado, por haberse aplicado el beneficio de la duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí