Misteriosa muerte en Palermo: cayó desde 23 pisos y la Policía investiga un posible femicidio

0
392

La persona fallecida sería una mujer trans.

Una impresionable escena se vivió esta mañana en el edificio Quartier Boulevard de Juan B. Justo y Soler en el barrio de Palermo, cuando cerca de las 9 una mujer perdió la vida tras caer desde el piso 23 e impactar contra el techo de cristal del ingreso del complejo de viviendas.

La terrible situación generó que los transeúntes y vecinos que se acercaron a ver lo que había ocurrido huyan despavoridos ante la impactante imagen. Es que la fallecida quedó partida al medio, con la parte superior de su cuerpo en el piso y sus piernas todavía colgando de la estructura de vidrio y metal que cubre la entrada al lugar.

Según pudo saber de los investigadores que estaban en el lugar de los hechos, la mujer sería transexual, aunque se desconoce si vivía en el edificio o estaba de paso.

“Yo estaba sentado, escuché un grito y la vi caer como una bala. Parecía una bolsa de papa”, reconoció un artista callejero que se encontraba haciendo malabares en la esquina. “Después me acerqué y me descompuso lo que vi. No tendría que haber ido”, aseguró, completamente impresionado por el recuerdo de lo que había presenciado.

La escena parecía salida de una película de terror. Es que, hasta que no llegaron del Cuartel de Bomberos a bajarlas, las piernas de la fallecida estuvieron colgando por lo menos media hora, a la vista de cualquiera que alce la vista o le llame la atención el tumulto de vecinos que se agolpó alrededor del lugar.

“Nosotros estamos acostumbrados”, confesó un bombero que fue parte del operativo para bajar los restos. “A mí lo que me hace mal es ver cómo le afecta a la gente que lo ve”, explicó, todavía consternado por lo que había visto en los ojos de los peatones que vieron lo sucedido.

El bombero, junto al resto de sus compañeros, minutos antes había utilizado una herramienta parecida a un arpón, de más de tres metros de alto, para poder desprender del techo las partes de la fallecida que habían quedado a la vista de todos.

El hermetismo con la prensa por parte de los oficiales que realizaban las preguntas correspondientes y analizan el lugar donde cayó la mujer, son la demostración clara de que todavía no hay certezas respecto a lo que ocurrió, y que la muerte no puede ser calificada como suicidio hasta el momento.

Para los investigadores hay muchos elementos que todavía no están definidos, y por eso analizaban las cámaras de seguridad del edificio y buscaban testimonios de vecinos del lugar. De hecho, llamó la atención de las autoridades que la mujer no solo estaba completamente desnuda al caer, sino que además “gritó” con fuerza durante los segundos de la caída.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí