El presidente se bajó, Sergio Massa duda y el pato rengo ya camina. Por Edgardo Alfano

    0
    164

    Alberto Fernández intentó prolongar el misterio sobre su presunta postulación hasta muy cerca del cierre de listas, previsto para el 24 de junio próximo. La triste realidad de la Argentina se lo impidió.

    A lo largo de su historia, el peronismo ha utilizado con frecuencia la teoría del “pato rengo”. Se trata del período que debe recorrer un presidente desde que anuncia que no irá por la reelección hasta el momento de pasar el poder a otras manos. Lo va licuando rápidamente y aquellos a los que supo mandar comienzan a buscar a su sucesor. Alberto Fernández no es la excepción.

    Sabía que no podía ir por la reelección, pero intentó prolongar el misterio sobre su presunta postulación hasta muy cerca del cierre de listas, previsto para el 24 de junio próximo. La triste realidad de la Argentina se lo impidió.

    Cristina no lo quería como candidato; La Cámpora, tampoco. Sergio Massa le aconsejó que se baje. Gobernadores, intendentes y sindicalistas peronistas le habían dado la espalda. Axel Kicillof lo hizo público. Encima, la inflación sube y sube y el dólar parece incontrolable. Un combo perfecto contra las aspiraciones de Alberto para ir a las PASO.

    Por esa razón, el presidente anunció el viernes por la mañana que se bajaba. Así eludió otro “operativo clamor”, pero no el que le pide a CFK que sea candidata, sino el que le estaba preparando el kirchnerismo en la reunión del Partido Justicialista para que se bajara de cualquier intento reeleccionista.

    Cuando escucharon el discurso de Alberto, grabado la noche anterior, todos respiraron aliviados. Se abría así una compleja discusión para determinar si habrá un solo candidato o si se presentarán distintas alternativas en las PASO.

    El Frente de Todos no tiene hoy un candidato de unidad. La crisis económica del país, la inflación, el deterioro de los salarios, la pobreza y la indigencia, conspiración y mucho contra las aspiraciones del oficialismo de mantener el poder. Piensan en hacer el papel más digno posible, retener la provincia de Buenos Aires con Kicillof y evitar una sangría de bancas en el Congreso. El ministro de Economía sigue siendo hoy la mejor alternativa que tiene el FdT, pero la inflación y el dólar conspiran contra sus deseos semana a semana.

    Hay una condición que Massa siempre pone sobre la mesa. Quiere ser el candidato de la unidad y que no haya interna. Menos con su enemigo Daniel Scioli, que ya avisó que dará pelea. Scioli también quiere ser candidato de unidad, pero no puede permanecer con un pie en cada lado de las veredas oficialistas.

    Por las dudas, Cristina mandó a la cancha a “Wado” de Pedro, uno de sus preferidos de siempre. El ministro del Interior llevó un mensaje de Cristina el viernes, después del anuncio presidencial, a una reunión del PJ en Santiago del Estero.

    Cristina Kirchner quiere que Wado camine y camine, que suba el nivel de conocimiento en las encuestas, para el caso de que Massa no pueda ser el candidato. De todas formas, hay una alternativa que se mantiene en pie y es una eventual formula Massa-Wado de Pedro.

    En su mensaje al país, Alberto Fernández dijo que, como titular del Partido Justicialista, se va a poner al frente del armado y la estrategia electoral. Aunque hoy suena más a deseos que a realidad. Lo que sí todos tienen en claro es que el Gobierno debe tratar de encauzar el rumbo de la economía lo más rápido posible.

    Fue Máximo Kirchner quien ayer, al hablar ante un plenario de su militancia, le reclamó al Gobierno (léase, el presidente) discutir un programa económico “para no tener después dolores de cabeza”.

    Si bien su poder se había debilitado y mucho a partir del momento en que anunció que se bajaba, Alberto Fernández comenzó a transitar el camino del “pato rengo”. La cuestión es si irá solo o acompañado. Si decidirá andar de acá a diciembre por un camino mejorado o si los llevará a todos por el barro.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí