En el balance de Serenata a Cafayate contabilizaron 21 millones de pesos en fernet como superávit

0
101

El dato se desprende del informe preliminar presentado en la conferencia de prensa que se realizó este martes en la que el ejecutivo municipal asegura que son parte de los 67 millones de saldo positivo.

El ejecutivo municipal contabilizó más de 21 millones de pesos en botellas de fernet que no pudieron ser vendidas en la Serenata a Cafayate como saldo positivo en el balance de la Serenata a Cafayate 2024 para justificar un supuesto superávit de 67 millones de pesos.

Este martes se realizó la conferencia de prensa que se preveía para el 25 de abril, para presentar el balance económico que surgió de la realización de la 50° edición del festival. Tras los 60 días, estipulados por la carta orgánica, más un pedido de prórroga, se dieron a conocer los datos en un informe de 26 páginas.

El reciente balance económico de la Serenata a Cafayate 2024 ha desatado un vendaval de controversias en la opinión pública.

El ejecutivo municipal ha anunciado un presunto superávit de 67 millones de pesos, destacando en particular un saldo positivo de más de 21 millones de pesos en botellas de fernet no vendidas durante el festival.

Sin embargo, este anuncio ha sido recibido con escepticismo y críticas por parte de varios sectores, cuestionando la validez de considerar como ganancia el excedente de botellas de fernet. Mauricio Aguirre, concejal de Cafayate, expresó su descontento señalando que esta cantidad de bebida no representa un saldo positivo real, ya que no puede ser utilizada para cubrir las necesidades de la comunidad, como obras públicas o servicios básicos.

El presidente del Concejo Deliberante de Cafayate, Gabriel Meisner, en declaraciones a Nuevo Diario, subrayó la falta de transparencia en la presentación de los datos, señalando inconsistencias y demoras en la entrega del informe completo. Meisner denunció una “falta de profesionalismo en el manejo de las finanzas municipales”, resaltando la contratación de un contador externo para elaborar el balance, en lugar de utilizar los recursos internos disponibles. “En el mismo sentido, nos llama la atención que, a más de tres meses de cerrado, terminada la serenata, todavía existen sponsors que no nos han abonado y que el municipio no haya salido a intimar el pago de esos recursos, es decir, no ha defendido los intereses de los cafayateños y se ha preocupado más por pagar que por cobrar lo que le debían”, enfatizó.

Además, Meisner hizo hincapié en los problemas de gestión y organización del evento, mencionando la falta de previsión en la compra de mercadería, como las botellas de fernet, que quedaron como un excedente no planificado y que ahora representan una carga financiera para el municipio.

Las críticas también apuntaron hacia la supuesta falta de cumplimiento de promesas, como la reducción del precio de las entradas para los residentes locales, lo que habría contribuido a la baja asistencia durante ciertos días del festival.

Las cuentas claras

“Hoy la realidad es que no se ganó 67 millones, sino que lo que hoy nos consta que existe son 23 millones de pesos. Los otros son 22 millones, hay que ir a cobrarlo, hay que gestionarlo, hay que trabajarlo y no son bienes realizables. Y después tenemos 21 millones de pesos en botellas de Fernet, que no se puede jactarse de ser ganancia, sino todo lo contrario. Es un perno que nos va a quedar hasta la próxima serenata y la cual vamos a tener que contactar que realmente exista. Entonces bueno, es jocoso y hasta triste pensar que una persona o una institución como es un municipio puede declarar como ganancia 21 millones de pesos en botellas de Fernet”, señaló con indignación Gabriel Meisner, presidente del Concejo Deliberante de Cafayate a este medio.

Nuevo Diario-Radio Cafayate

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí