Milei no es “Terminator”, pero debe pelear contra enemigos pesados y debe mostrar resultados. Por Jonatan Viale

    0
    73

    “Vengo de un futuro apocalíptico para evitar el socialismo”, dijo el Presidente, que se comparó con el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger. Pero esto no es una película y el tiempo del cambio no es infinito.

    Decíamos que el Presidente se autopercibe como una especie de “Terminator”. Yo supongo que el presidente sabe que esto no es una película, ni un cuento, ni una ficción. Supongo que el presidente Javier Milei sabe que esto va en serio y está peleando contra enemigos pesados en serio. Entiendo la joda, pero esto no es una peli.

    Primer enemigo: Los gerentes de la pobreza.

    “Vengo de un futuro apocalíptico para evitar el socialismo”, dijo el Presidente, que se comparó con el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger. Pero esto no es una película y el tiempo del cambio no es infinito.

    Hoy volvió a la calle el “Polo Islámico”. Es decir, el Polo Obrero. Me confundí por la cantidad de banderas de Palestina que había en el Puente Pueyrredón. Ni una bandera argentina, solo Palestina. Y quedó nuevamente demostrado lo que venimos diciendo: si no van a la marcha, les sacan la comida.

    Esto pasó hoy en el Puente Pueyrredón. El Polo Obrero sigue haciendo lo mismo: “si no marchás, no comés”. Contra esto se está enfrentando este muchacho que se dice “Terminator”. No es joda.

    Entre 2020 y 2023, la Asociación Civil “Polo Obrero” y la Cooperativa “El Resplandor” recibieron $360 millones. De ese total, solo rindieron $113 millones, y de esas rendiciones hay $25 millones en facturas truchas. Por ejemplo, una resma de hojas A4 por $1.900.000. El presidente debe entender que no se puede joder con esto porque están tocando mafias enquistadas.

    De hecho, la ministra Sandra Pettovello estuvo cenando en el restaurante “Museo del Jamón” de Puerto Madero y le dijo a su interlocutor: “Me quiero ir”. Eso llegó a oídos de Karina Milei -El jefe- y por eso, anoche salió a bancarla. No habla nunca, esta vez habló, y fue solamente para bancar a Pettovello. ¿Por qué? Porque saben que su salida sería un golpe político durísimo. ¿Por qué? Porque del otro lado hay gente pesada que se la quiere cobrar.

    Hoy decía Eduardo Belliboni: “Acá no hay gente con la cara tapada”, pero lo corrigieron en el momento, un periodista le dijo: “Eduardo, detrás suyo, hay un señor con la cara tapada”.

    Van con la cara tapada por dos motivos:

    1. Les da vergüenza ser del Polo Obrero

    2. Están cometiendo un delito.

    Hoy le jodieron de nuevo la vida al laburante. Hoy jodieron a 120.000 vehículos que atraviesan todos los días el Puente Pueyrredón. Te aseguro que no cruza ni Caputo, ni Adorni, ni Javier Milei, ni Mauricio Macri, ni Kristalina Georgieva. Por el Puente Pueyrredón, andan laburantes.

    Pero la diputada nacional Romina Del Plá fomenta el piquete. Es sabido que la izquierda le tiene alergia al Código Penal, pero acá vamos.

    Artículo 194 del Código Penal: “El que impidiere, estorbare o entorpeciere el normal funcionamiento de los transportes por tierra, agua o aire o los servicios públicos de comunicación, de provisión de agua, de electricidad o de sustancias energéticas, será reprimido con prisión de tres meses a dos años.”

    Señora Del Plá: me da profunda tristeza que una diputada nacional ignore el Código Penal. Pero es parte del daño cultural que hizo el populismo. En Argentina me puedo llevar por delante al otro con tal de hacerme escuchar o hacerme ver. Vale todo. Y ese daño cultural lleva a que la gente diga estas cosas.

    Muy fuerte y muy triste. El otro robaba, pero dejaba comer a la gente. Nos han destruido moralmente y culturalmente. Estos son los esclavos modernos de la Argentina populista. Esta es la clientela de Belliboni, de Barrios de Pie, de Grabois. Por eso, los gerentes de la pobreza están tan furiosos.

    Hoy, Raúl Castells llegó a decir: “Vamos a fusilar al Gobierno”. Ni siquiera se lo puede tomar en serio, pero es una muestra de la impotencia que tienen estos señores feudales que manejaron a los pobres durante 20 años en la Argentina. Fueron los dueños de la calle, de la plata, de los planes, de los pobres. Ya no, y no lo pueden soportar.

    Luego están los cultores de la pobreza. Durante años, la Iglesia no dijo una sola palabra de la calamidad social que hizo el kirchnerismo. De pronto, el arzobispo de Buenos Aires, José Ignacio García Cuerva, convirtió a la Catedral Metropolitana en un megacomedor. Me recuerda mucho a las imágenes de Juan Carr con frazadas en la cancha de River. ¿Para qué lo hacen? Para que el mundo diga que la Catedral Metropolitana se convirtió en un centro de refugiados.

    Es el mismo García Cuerva que en el tedeum del 25 de mayo dijo a Milei en la cara: “No nos podemos hacer los tontos con la pobreza”. Cuentan los que saben que en la justicia federal ven la mano del Papa Francisco detrás del fallo del juez Casanello, que obligó a la ministra Pettovello a distribuir los 5 millones de kilos de alimentos.

    Yo prestaría un poquito más de atención a un triángulo de poder poco analizado: Iglesia Católica, jueces federales, gerentes de la pobreza. No sea cosa que actúen en tándem. No sea cosa que el juez Casanello reciba “sugerencias” del Papa Francisco. No sea cosa que Juan Grabois reciba sugerencias del Papa Francisco. No sea cosa que Javier Milei se distraiga con Terminator y no tome dimensión de la gente pesada que tiene enfrente.

    Tercer enemigo: El peronismo

    Guillermo Moreno dijo anoche: “Vamos hacia una nueva gobernabilidad, que no es la de Milei”.

    ¿Cuál es el sueño de esta gente? Un pacto peronista-radical que saque a Milei de la cancha. El famoso esquema de los dos tercios. ¿Vieron que el kirchnerismo va a buscar los dos tercios del Congreso para voltear el veto de Milei a la reforma jubilatoria? ¿Lo puede conseguir? Sí. ¿Cómo? Con 99 diputados de Unión por la Patria, más 34 diputados de la UCR, 25 diputados de “Hacemos”, seis diputados de Coalición Cívica, cinco diputados del Frente de Izquierda, tres diputados del MID y dos diputados de “Buenos Aires Libre”. Total: 174 diputados.

    No sea cosa que el kirchnerismo esté buscando dos tercios para otra cosa. Por ejemplo, el juicio político a Milei. No sea cosa que el mercado esté analizando esta información.

    Riesgo país:

    15 de mayo: 1.232 puntos

    31 de mayo: 1.312 puntos

    3 de junio: 1.414 puntos

    4 de junio: 1.494 puntos

    5 de junio: 1.528 puntos

    6 de junio: 1.585 puntos

    ¿Por qué subió tanto el riesgo país? Fácil:

    1. No sale la Ley de Bases

    2. El kirchnerismo maneja el Congreso

    3. Los radicales se pliegan

    4. Cambios de gabinete

    5. Ruido político.

    Ergo: no estamos para joder con Terminator porque hay gente recontra pesada tratando de hacer daño para mantener el statu quo.

    En las últimas horas, insistieron con voltear a Pettovello. ¿Por qué taladran todo el día con la ministra? ¿Por los alimentos? No. Lo hacen porque se metió con un esquema mafioso y encima es el talón de Aquiles de Milei. No van a parar hasta que no logren hacerla renunciar.

    Dicho esto, ¿la gente está viviendo bien? Para nada. Estamos en el momento crítico del ajuste.

    Caída de consumo primer trimestre 2024 vs. primer trimestre 2023:

    -45% electrodomésticos

    -32% construcción

    -30% cementos

    -30% autos 0km

    -30% indumentaria

    -27% motos 0km

    -25% shopping centers

    -20% cines

    -13% farmacias

    -12% combustibles

    -10% supermercados

    -5% medicamentos

    -5% consumo masivo (alimentos).

    Ahora, resulta exasperante que el kirchnerismo te dé lecciones sobre pobreza y sobre jubilados. Hay que recordar que la misma diputada kirchnerista Fernanda Vallejos decía que la fórmula para los jubilados de Alberto Fernández era una fórmula “de ajuste” y “de mierda”. Estos tipos ahora te enseñan sobre jubilaciones. Los mismos que tenían una fórmula de miércoles y de ajuste.

    Entonces, ¿qué suele hacer el presidente cuando se siente acorralado? Pasa a la ofensiva contra la casta. ¿Qué hizo hoy? Atacó por el lado que más duele: los privilegios.

    El problema es que Cristina Kirchner está condenada por corrupción y no se caga de hambre. Todo lo contrario, cobra $15.855.421 de pensión vitalicia. Comparemos con otros expresidentes de la región: Cristina Kirchner (expresidenta argentina) US$12.684 vs. José “Pepe” Mujica (expresidente uruguayo) US$1800. Cristina Kirchner (expresidenta argentina) US$12.684 vs. Evo Morales (expresidente boliviano) US$3250.

    Diputados aprobó ayer mantener este esquema rancio y vergonzoso de jubilaciones de privilegio. La casta, cuando se defiende, es implacable. Por eso no hay tiempo ni ganas de ver al presidente jugar con “Terminator”. Llegó el momento de los resultados. Repito: el tiempo del cambio no es infinito.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí