Fuerte malestar en el kirchnerismo duro por la condena del Gobierno a Venezuela en la ONU

0
189

Desde el Frente Grande y el Instituto Patria hasta Alicia Castro objetaron la declaración que avaló la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos donde instan a Maduro a llamar a elecciones y cuestionó la violación a los derechos humanos. Comparaciones con Bolsonaro y Piñera

Con profundo malestar, bronca contenida y algunos indicios visibles de enojo, el kirchnerismo duro recibió hoy el giro copernicano del Gobierno ante el posicionamiento de la Argentina en la ONU donde exigió al régimen de Nicolás Maduro que atienda las denuncias por violaciones a los derechos humanos y convoque de manera urgente a elecciones independientes.

Pocos minutos después de que el embajador argentino en Ginebra, Federico Villegas, anunciara que iban a abstenerse de votar una resolución de Irán y Siria que favorecía a Maduro y luego de que la Argentina votó a favor de un documento que cuestiona duramente la violación de derechos humanos en Venezuela, desde diferentes foros o grupos de WhatsApp del kirchnerismo empezaron a cuestionar las nuevas directivas de la política exterior argentina.

Mario Secco, el presidente del Frente Grande nacional y un aliado incondicional de Cristina Kirchner, expresó sin vueltas a Infobae: “Habría que preguntarle al canciller Solá por qué decidimos intervenir en las políticas internas de otros países en una decisión que se contradice con nuestra historia política y dejamos la puerta abierta para que Estados Unidos invada a Venezuela”.

A su vez, Eduardo Sigal, un destacado referente en política exterior del Instituto Patria que tiene cotidiana llegada con Cristina Kirchner, expresó que “lo mejor hubiese sido abstenerse en la ONU porque este tipo de declaraciones ponen en peligro una posible invasión en Venezuela que no compartimos”.

Sigal se refería directamente a la declaración que aprobó la Argentina junto con otros 21 países en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU donde se denunciaron graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro y se instó a Venezuela a “tener pronto elecciones, transparentes y libres”.

La ex embajadora argentina en Venezuela durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Alicia Castro, lanzó un furibundo tuit en el que señaló: “Argentina votó la Resolución del Grupo de Lima, condenando a Venezuela, con Bolsonaro, Duque, Piñera, Viscarra, en cuyos países se violan flagrantemente los Derechos Humanos. México votó con Venezuela. Un lamentable giro en nuestra política exterior”.

infobae-image

El mensaje de Castro, que está abiertamente enfrentada con el canciller Felipe Solá, a quien le endilga haberla vetado para ir como embajadora a Rusia, prendió fuerte en la interna kirchnerista.

El líder piquetero Luis D’Elía retuiteó desde la cárcel las señales de la ex embajadora en Venezuela y subió un mensaje en el que se preguntó: “¿Cuál de estos presidentes del Grupo Lima es el peor por las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se registran en sus países?”. Y puso como ejemplos a Sebatián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Martín Vizcarra (Perú) y Jair Bolsonaro (Brasil). Es que precisamente la Argentina votó hoy junto con estos países en la ONU la condena contra Venezuela.

A la vez, D’Elía anunció que espera con ansiedad el pronunciamiento de Cristina Kirchner sobre la posición de la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Al parecer, el hecho de haber votado junto a Brasil, Chile o Perú fue uno de los temas que mayor malestar generaron en el kirchnerismo duro: la idea de quedar “pegados” con presidentes de la derecha latinoamericana como Bolsonaro o Duque, entre otros, deja descolocados a muchos dirigentes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí