Confirmaron la condena a tres años de prisión a un conductor por las graves lesiones a una joven

0
236

Fue por decisión de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, que consideró que Santiago Silvoso “violó los deberes de cuidado a su cargo generando con su accionar la colisión frontal de su vehículo”. Macarena Mendizábal sufrió heridas gravísimas que la dejaron en estado vegetativo. En el debate había intervenido la fiscal Ana Helena Díaz Cano.

a Sala I de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó la condena a tres años de prisión de efectivo cumplimiento para Santiago Silvoso por haber embestido con su auto a otro vehículo donde viajaban dos personas, en abril de 2015. Como consecuencia de ese impacto, Macarena Mendizábal sufrió heridas gravísimas que la dejaron en estado vegetativo. En la etapa de juicio había intervenido la fiscal Ana Helena Díaz Cano, quien había solicitado esa misma pena.

Silvoso fue condenado en noviembre de 2019 por los delitos de “lesiones culposas gravísimas en concurso ideal con lesiones culposas leves” por la jueza María Cecilia Maiza, del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°24. De acuerdo al fallo, el 5 de abril de 2015, cerca de las seis y media de la mañana, el hombre manejaba su auto por la Avenida Rafael Obligado desde la zona de Aeroparque hacia el norte. Al llegar a la bifurcación con la calle La Pampa, pasó el semáforo en rojo y, a gran velocidad, impactó con el lateral del auto en el que viajaban Ramiro Agustín Sala y Macarena.

Santiago Silvoso en la primera audiencia en el juicio en su contra

Como consecuencia, el conductor sufrió heridas leves mientras que la joven, en ese momento de 21 años, resultó herida de gravedad y presenta actualmente un “debilitamiento permanente de la salud, dificultad permanente de la palabra e inutilidad permanente para el trabajo”. Se tuvo en cuenta que, de acuerdo al test de alcoholemia, Silvoso tenía 1.46 g/l de alcohol en sangre.

Casación confirmó que Silvoso circulaba por la Av. Rafael Obligado en dirección al norte y cruzó en rojo en la intersección con Pampa, a exceso de velocidad y bajo los efectos del consumo de alcohol superior al permitido.

En ese sentido, transcribió los testimonios de varias personas que dieron cuenta de cómo Silvoso no había respetado el semáforo. Incluso uno de ellos lo comparó con el ex corredor automovilístico Michael Schumacher por la velocidad a la que iba. “La verosimilitud y espontaneidad de los testimonios, aún con dichas inconsistencias, demuestran la carencia de un relato guionado, aprendido o concertado de antemano”, sostuvo el juez Días.

Con respecto a la teoría que marcó la defensa sobre la responsabilidad en el choque del otro conductor, el magistrado de Casación consideró que “no sólo carece de soporte científico y de constancias en el expediente que así lo respalden, sino que pierde toda relevancia al no lograr el recurrente contrarrestar las sólidas evidencias que demuestran el cruce antirreglamentario de su asistido”.

Al hacer referencia al consumo del alcohol, el juez Días marcó que al resultado obtenido en el alcoholest luego del incidente se le sumaba el testimonio de un policía (que percibió el aliento etílico del imputado esa mañana); el relato de uno de los amigos que lo vio tomar fernet esa noche y que además se lo observó ingerir agua luego del impacto. Esta conducta fue catalogada como una “práctica habitual para ayudar a diluir el alcohol en la sangre”. Cabe resaltar que Silvoso se negó a que se le hiciera esa mañana una prueba de sangre y orina para determinar el nivel del alcohol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí