Tres jóvenes salteños a seis años de prisión por transporte de droga

0
41

Habían sido detenidos en una entrega vigilada realizada en el sur de la provincia, después de negociar la obtención de 5 kilos de marihuana con un proveedor de Misiones.

Tres jóvenes, imputados por transporte de estupefacientes agravado, fueron condenados el viernes pasado por el Tribunal Oral Federal N°1 de Salta. La sentencia, de 6 años de prisión, se dictó a instancia de la acusación impulsada por el fiscal federal Ricardo Toranzos, del Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Salta.

En su fallo, los jueces Federico Díaz, Marta Liliana Snopek (presidente) y Marcelo Juárez Almaraz, se expidieron de forma unánime sobre la responsabilidad y el monto de la pena requerida por la fiscalía e impuesta finalmente a Augusto Emanuel García, Germán Agustín Ríos Craba y Raúl Roque Laguna.

Los ahora condenados habían sido detenidos el 7 de mayo del año pasado durante un procedimiento de entrega vigilada que se gestó días antes, el 27 de abril, cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detectó una encomienda con posible contenido de estupefacientes en el Centro Logístico del Correo Argentino, en Rosario.

En función de ello, la fiscal federal Adriana Saccone, de la Fiscalía Federal N°3 de aquella ciudad santafesina, solicitó la apertura del paquete al Juzgado Federal N°4, a cargo de Marcelo Bailaque, como también que se avance con la entrega vigilada en caso de hallarse droga.

Luego de abrir la encomienda y encontrar 5 kilos de marihuana, que fue remplazada por otro elemento de peso similar, el paquete siguió su ruta de viaje hasta la localidad de Joaquín V. González, ubicada a 228 kilómetros al sur de Salta.

Cumplidos los trámites procesales del caso, y ante la incompetencia territorial de la jurisdicción de Rosario, el fiscal Toranzos llevó adelante la detención de los acusados.

También se allanaron sus domicilios, en Metán, y en Misiones, para dar con el proveedor.

El primer detenido fue Ríos Craba, quien se había presentado a retirar el paquete con una licencia de conducir ajena, pues la encomienda estaba dirigida a nombre de un amigo de los acusados. Al salir del local, el joven intentó resistirse, pero fue rápidamente reducido.

Asimismo, García, que esperaba afuera al volante de un automóvil Renault Clio, al ver la detención de su cómplice inició la fuga, a la que se sumó Laguna, quien estaba en una plaza cercana. Los dos jóvenes se marcharon en el rodado, pero después fueron detenidos en una estación de servicio.

Durante el procedimiento, Ríos Craba expresó que la droga pertenecía a Laguna y que había sido contratado para retirar la encomienda, a cambio de lo cual iba a recibir un pago de 40 mil pesos.

Alegatos

d de las condenas solicitadas.

La fiscalía resaltó la existencia de una planificación previa de los acusados, cada uno con roles determinados, y marcó que Laguna y García fueron los principales actores. El primero, como encargado de obtener y establecer el traslado de la droga, mientras que el segundo tuvo mayor injerencia en el retiro de la encomienda.

La fiscalía indicó que los acusados pensaron en todos los detalles, ya que usaron la licencia de conducir de un joven adicto para presentarse y retirar la encomienda, todo ello con la intención de tomar distancia del paquete si es que algo salía mal.

Entre las pruebas, se refirió a las comunicaciones y otras operaciones bancarias que surgieron de los peritajes realizados a los teléfonos de los acusados, como también destacó el descargo de dos de ellos, Laguna y Ríos Craba, quienes apuntaron a García como quien organizó el traslado de Metán a Joaquín V. González para retirar el paquete con el estupefaciente, lo cual se hizo en un vehículo que proporcionó.

La testigo no dudó en señalar a Laguna como el que le proveía drogas a su hijo, quien se desprendió de todas sus pertenencias debido a la adicción, entre ellas un vehículo y la documentación correspondiente, incluido el carné de conducir usado para retirar la encomienda.

La mujer, en su relato, dio detalles del calvario vivido con su hijo a raíz de su adicción, la cual era fomentada por Laguna, quien terminó valiéndose de ello para apropiarse de las pertenencias del joven.

Para dejar en claro el daño en abstracto representado por el accionar de los acusados, el representante del Ministerio Público Fiscal mencionó que la droga secuestrada equivale a más de 65 mil dosis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí