Etchecolatz, el represor que jamás se arrepintió y disfrutaba de burlarse de los familiares de sus víctimas

0
52
El represor Miguel Etchecolatz con las esposas puestas. Murió cumpliendo su condena por los crímenes que cometió en la última dictadura

La oscura vida y los crímenes del exjefe operativo de la policía bonaerense durante la última dictadura militar, que murió esta madrugada mientras cumplía con la reclusión perpetua a la que fue condenado por delitos de lesa humanidad.

Miguel Etchecolatz murió hoy, a los 93 años, sin haber dado jamás una muestra de arrepentimiento por los crímenes que cometió cuando era “dueño y señor de la vida y de la muerte” del Circuito Camps, la red de centros clandestinos de detención y tortura más grande del país durante la última dictadura.

Por el contrario, de diferentes maneras, siguió jactándose de su papel en el genocidio incluso cuando se sentó en el banquillo de los acusados en los nueve juicios en los que fue condenado a prisión perpetua, en 1986, 2004, 2006, 2014, 2016, 2018, 2020, 2021 y 2022, y que fueron unificadas en una pena única de reclusión perpetua.

Entre los centenares de crímenes de los que fue responsable se cuentan el secuestro y asesinato de un grupo de adolescentes conocido como “La Noche de los Lápices”, el robo de bebés de detenidas desaparecidas, y la desaparición de Jorge Julio López, el albañil y militante peronista que había brindado un testimonio clave sobre su crueldad en uno de los juicios en su contra.

La declaración de López contra Etchecolatz en el uno de los juicios del Circuito Camps había dejado al desnudo el grado de perversión al que podía llegar el expolicía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí