¿Quién se ha tomado todo el vino?

0
137

Cerca de las 5 de la mañana una camioneta Fiat Fiorino de una empresa distribuidora de bebidas chocó en la calle interna que pasa por el estadio Martearena y que une Paraguay con la Tavella.

El vehículo quedó destrozado y al parecer tanto el chofer como el acompañante se encontraban alcoholizados, porque dejaron el vehículo abandonado y huyeron del lugar.

Según un sereno que trabaja en un lugar próximo al accidente escuchó el ruido y pudo ver como escapaban a pie y uno de ellos al parecer el acompañante tenía la cara ensangrentada porque hay marcas visibles que tras el choche pegó con su cabeza en el parabrisas.

Además, se encontraron latas de cervezas en el torpedo del vehículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí