El crimen de Lucio Dupuy: arranca el juicio contra la madre y su novia

0
236

Tras casi un año de espera desde que ocurrió el aberrante crimen, el jueves 10 de noviembre comenzará el juicio contra las dos asesinas de Lucio Dupuy.  El 26 de noviembre de 2021, luego de mucho tiempo de ejercer violencia, torturas y abusos múltiples para con él, Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez mataron a golpes al menor de cinco años e hijo de la primera. El hecho ocurrió en Santa Rosa, La Pampa y es importante recordar que tanto el padre de la víctima como toda la familia paterna, venían denunciando que no se los dejaban ver.

Esta previsto que las instancias del juicio se lleven a cabo la capital de dicha provincia, y tenga una duración hasta el 22 de diciembre. Además participaran al menos 60 testigos en la causa. Los jueces del tribunal que llevara adelante la causa son Aníbal Olié, Alejandra Ongaro y Daniel Sáez Zamora, mientras que los fiscales que impulsarán la acusación del Ministerio Público serán Walter Martos, Verónica Ferrero y Marcos Sacco.

Debido a que se abordará un delito contra la integridad sexual de un menor de edad, el juicio se realizara a puertas cerradas y aún no se confirmó si las acusadas estarán presentes ya que se encuentran en una unidad penal en la provincia de San Luis.

Cabe recordar que el pasado junio luego de una ardua investigación se elevo a juicio este caso. Los fiscales pidieron que de juzgue a Espósito, la madre del menor por el delito de homicidio triplemente calificado por el vínculo (por ser ascendiente) y con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado.

Por su parte, su pareja Abigail recibiría será juzgada por el delito de homicidio doblemente agravado, por ser con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí