Detienen a un hombre de 23 años por el abuso sexual de la menor wichi: Carina Iradis había negado la violación

0
39
Carina Iradis

Una vez dada de alta del nosocomio, la niña de 12 años contó a la psicóloga del CIF, lo que le había sucedido en la noche del 3 de noviembre pasado e identificó a sus agresores.

Carina Iradis negó que existiera una violación

Mientras las autoridades judiciales confirmaban la violación de la nena Wichi, la secretaria de Primera Infancia, Niñez y Familia, Carina Paola Iradis ex, secretaria de Justicia de Urtubey manifestaba lo contrario.

En el programa La Yapa de Cablevisión la funcionaria aseguró que la menor no fue abusada, que solamente presentaba lesiones y que no había denuncia alguna.

Esto marca claramente la inoperancia de la Secretaria Carina Iradis, que sin estar interiorizada del tema sale a hablar estupideces con el solo fin de tratar de esconder la dramática situación vivida por la menor.

La conductora del programa, Fernanda Villarroel le preguntó si todos los medios habían informado mal sobre el supuesto caso de violación, a lo que Carina Iradis la respondió que “si están todos equivocados”.

El caso

La fiscal Lorena Martínez, a cargo de la investigación, solicitó al Juzgado de Garantías, la inmediata detención de un hombre mayor de edad, medida que se concretó en la tarde del viernes 2 de diciembre.

La fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género de Tartagal, Lorena Martínez, imputó a un hombre de 23 años por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes y por la participación de un menor de edad.

Durante la audiencia, que tuvo lugar el viernes 2 de diciembre, el hombre se abstuvo de declarar y la fiscal Martínez solicitó al Juzgado de Garantías el mantenimiento de su detención.

El imputado fue detenido luego de que una menor de edad de 12 años de la comunidad wichi manifestara en Circuito Cerrado de Televisión a la psicóloga del Cuerpo de Investigadores Fiscales (CIF) lo que le había sucedido la noche del 3 de noviembre en una senda cercana a la escuela de la comunidad originaria Bajo Grande.

Una vez recuperada de las lesiones recibidas y dada de alta del hospital en el que estuvo internada, la niña contó que esa noche se encontró con el imputado y un menor de edad, quienes la golpearon y la tiraron al piso, en donde la sujetaron con fuerza y la abusaron sexualmente. Luego, la menor de edad les solicitó que la dejaran ir a su casa, pero los agresores la golpearon con un palo y perdió el conocimiento.

Ante la comisión especial enviada por el Ministerio Público Fiscal para investigar lo sucedido, la niña individualizó a los participantes del ataque, por lo que la fiscal Lorena Martínez solicitó al Juzgado de Garantías la inmediata detención del adulto, medida que se concretó en la tarde de ayer.

Respecto al menor de edad, de 14 años, continúa vinculado a la causa y bajo medidas tutelares dispuestas por el juez de Garantías Vázquez Sgardelis.

El caso

El 3 de noviembre un miembro de la comunidad wichi de Bajo Grande denunció que encontró a su hija de 12 años en una senda, tendida en el suelo con manchas sanguinolentas en el cuero cabelludo. Posteriormente fue trasladada hasta el hospital de Alto La Sierra en el móvil policial junto a un enfermero. Sostuvo el denunciante que, ante la mejoría de su hija, logró preguntarle quién la había golpeado, y ella le señaló a un menor de edad como el autor de la lesión.

El Fiscal Penal de Salvador Mazza Armando Cazón solicitó que se dé inmediata intervención al Juez de Menores de turno, puesto que sólo se indicaba como posible responsable a un menor de edad, y conforme el Régimen Penal de Menores, es a este último a quien corresponde la dirección de la investigación.

Posteriormente, y luego de surgir la presunción de un posible ataque sexual en función del examen médico practicado a la víctima, alrededor de las 23 horas, la fiscal Gabriela Souto, interinamente a cargo de la Fiscalía de Violencia de Género de Tartagal, fue puesta en conocimiento de los hechos sucedidos por un llamado del Juez de Menores a cargo, articulando inmediatamente comunicación con el personal policial de Alto La Sierra. En idéntico sentido, dispuso que el auxiliar de la fiscalía se constituya al Hospital de Tartagal a fin de informarse sobre el estado de salud de la menor y la posible sospecha de abuso sexual.

Ese mismo día 3 de noviembre, siendo horas 23:29 horas, y luego de reunir la información correspondiente, la Fiscal se contactó nuevamente con el personal policial actuante y tomó conocimiento de que la Secretaria del Juzgado de Menores dispuso distintas diligencias en torno al sospechoso y a la investigación. En tal sentido, y ante un hipotético caso de intervención de otras personas mayores de edad, pidió también expresamente al personal policial tareas de pesquisas y de campo, para la individualización de todos los sujetos que pudiesen haber estado reunidos previamente con la menor, como así también arbitrar los recaudos necesarios para lograr mayor eficiencia en la toma de muestras biológicas para un futuro cotejo genético.

La fiscal Gabriela Souto efectuó presentaciones al Juzgado de Menores, que llevaba a cabo la investigación, en las que solicitó que se practiquen diversas medidas investigativas: inspección ocular y croquis ilustrativo del lugar del hecho, levantamiento y secuestro de prendas de vestir de las personas que estuvieron en la reunión del 3 de noviembre a la madrugada, y que se registre todo con muestras fotográficas. Asimismo, se puso a disposición del Juez el equipo de profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (psicólogas y trabajadoras sociales) a los fines de entrevistar y asistir al padre y a la niña víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí