“¡Lo mataste!”: lo dejó inconsciente a patadas a la salida de un boliche en bahía Blanca

0
65

Uno todos contra todos que casi acaba con la vida de un joven.

Este martes se difundieron imágenes de una brutal pelea en plena calle de Bahía Blanca que ocurrió el fin de semana cuando amanecía y, según se difundió, se dio a la salida de un boliche.

Aún no están claros los motivos ni quienes, son los protagonistas de este hecho ni si ocurrió el sábado o el domingo, por lo que la Policía de a Comisaría Primera está buscando testigos. Se solicita que lo hagan en la sede policial de Beruti 650 o se comuniquen al teléfono (0291) 455-1902.

El ataque es de unos contra otros y se da en el marco del juicio oral y público por Fernando Báez Sosa. En el video son mujeres y varones que se propinan golpes en la zona de Fitz Roy al 1400 de esa ciudad. En dirección contraria a los autos llamó la atención un joven que tenía una remera de color clara que, en posición de protección, intenta zafar de las piñas que le brinda uno de camisa de color clara.

Si bien son al menos unas ocho personas en ese momento, el de remera cae contra el suelo, se levanta. Luego es golpeado otra vez, se levanta y cuando intenta una vez más, aparece el de camisa que lo deja inconsciente con una patada en la cabeza. “¡Pará, pará, pará! ¡Lo podés matar”, se escucha en el video que grita una de las mujeres. El de camisa estaba cegado, tal vez por la bronca, la ira o la cólera del momento. Uno que llevaba un buzo del tipo anorak (una prenda de abrigo impermeable con capucha, bolsillo canguro y cierre en el frente) lo empuja para decirle que la corte y lo tira al suelo. Logra alejar por unos centímetros al sujeto, pero éste se levanta.

El de anorak chequea si el del piso estaba vivo o inconsciente. Le impone las manos en el pecho pero no hace más nada. Se va arengando a los otros que hagan lo mismo. Sin embargo, el de camisa se acerca e intenta seguir con la pelea, salvo que ahora no tenía con quien. Le pegó tres veces en la cabeza, lo dejó inconsciente y hubiese seguido de no ser por una chica que gritaba: “No, ¡no! Lo mataste. ¡Lo mataste!”.

Toda esta locura quedó registrada por la cámara de seguridad de la calle de Bahía Blanca. El joven salvó su vida de milagro. Este hecho podría haber terminado de otra manera, y esa patada en la cabeza que lo dejó tendido en el piso inconsciente por algunos minutos podría haberle puesto un punto final. No obstante, aún no se registraron ingresos ni en los hospitales ni de asistencia en el lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí