El Presidente anunció que enviará más fuerzas federales a Rosario y al Ejército para urbanizar barrios populares

0
145

 “Vamos a ponerle fin a la violencia criminal de sicarios mercaderes de la muerte”, aseguró Alberto Fernández en un mensaje grabado en medio de la escalada narco registrada los últimos días.

En un sorpresivo mensaje grabado, el presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas que buscará ponerle fin a la ola de violencia que acecha a Rosario en medio de la guerra desatada entre bandas de narcotraficantes.

Según precisó, luego de diálogos con el gobernador Omar Perotti y el intendente Pablo Javkin, dispuso aumentar la presencia de fuerzas federales en la ciudad santafesina y enviar a tropas del Ejército para que trabajen en tareas logísticas y en la urbanización de barrios populares.

“Me doy cuenta que sus fuerzas de seguridad son insuficientes para afrontar la solución del problema”, introdujo el jefe de Estado.

Y precisó: “En primer término, he dispuesto el refuerzo de las Fuerzas Federales hasta alcanzar en esta etapa los 1400 efectivos disponibles para la ciudad de Rosario”.

Para instrumentar esta medida, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, viajará personalmente este miércoles para poner en marcha las operaciones de refuerzo.

“En segundo lugar -continuó el mandatario- he decidido que el Ejército Argentino, a través de su compañía de Ingenieros, participe en la urbanización de barrios populares, acelerando tareas pendientes de ejecución”.

El comando de ingenieros es un cuerpo integrado mayoritariamente por oficiales de inteligencia. La semana pasada, el Gobierno ya había hecho sondeos para conocer cuál sería la respuesta de los oficiales ante una medida como la anunciada este martes.

También se instalarán 600 cámaras de vigilancia con reconocimiento facial de “última generación”.

El anuncio llega luego de una escalada de la violencia, que incluyó un ataque a tiros al supermercado de la familia de Antonela Roccuzzo, esposa de Lionel Messi, el asesinato de un niño de 12 años y una revuelta en el barrio “Los Pumitas” contra narcos de la zona.

En ese lapso, el ministro de Seguridad había reconocido públicamente que “los narcos han ganado la batalla”. Y el propio jefe de Estado había declarado que “algo habrá que hacer” por los rosarinos “porque son argentinos”, en un mensaje poco feliz que tuvo repercusiones negativas.

“Rosario es mucho más que los problemas que hoy atraviesa y sabemos que va a salir adelante. Vamos a ponerle fin a la violencia criminal de sicarios mercaderes de la muerte. Ninguna organización criminal ni ninguna red mafiosa puede contra la fuerza de un pueblo unido en defensa de su tierra y de su vida en comunidad”, completó Alberto Fernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí