Una vergüenza: otra vez los trabajadores de UNIR están sin cobrar desde enero

0
178
Acompañantes familiares trabajando con las comunidades aborígenes

Es muy preocupante escuchar que los más de 150 acompañantes familiares de Unir otra vez están experimentando retrasos en el pago de sus magros salarios. El contrato que habían firmado venció el 31 de diciembre. Actualmente están trabajando sin contrato a pesar de que firmaron uno por 3 meses en febrero y que aún no está oficializado, por lo que no tienen obra social, ART y lo más preocupante es que no cobraron ni el sueldo de enero. Ya planean iniciar un paro la semana próxima.

Se les dijo que en marzo firmarían un nuevo contrato que sería hasta el 31 de diciembre en razón de que pasarían a depender de la Provincia y no de Nación.

Faltan solo 4 días para que se les termine el contrato por tres meses que firmaron en febrero. Es decir que en marzo tendrán que renovarlos sin que aún hayan sido oficializados los viejos que firmaron por tres meses y sin cobrar un peso hasta el momento. Si se repite la situación que es una constante cobrarán el mes de abril en julio.

Actualmente con mucha suerte cobraran el mes de enero en mayo, a pesar de que el gobernador Gustavo Sáenz y la ministra de Desarrollo Social de la Nación Tolosa Paz firmaron en febrero en Salta una adenda del plan UNIR por casi $50 millones, con el objetivo de ampliar las acciones de acompañamiento familiar en contextos Rurales-Originarios de los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán, declarados por el Gobierno de Salta en emergencia socio sanitaria.

Integran el Plan UNIR un total de 3.830 niñas y niños; 2.609 familias y 115 mujeres embarazadas que son acompañadas por 150 trabajadores que no pueden cobrar aun sus salarios.

Este programa es provincial y hasta el año pasado funcionaba con financiación de Nación. A partir del 2023, la provincia hace un aporte y Nación, otro.

Vale recordar que el año pasado ocurrió lo mismo, y los empleados monotributistas de UNIR realizaron un paro de actividades por falta de pago en los sueldos de setiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Desde la provincia se afirmaba que las demoras de los pagos surgen en el Ministerio de Economía de Nación, donde está trabada la orden de pago. Hoy ni siquiera tienen contrato.

Es preocupante escuchar que los trabajadores de Unir no han recibido su salario durante tres meses.

Es tal la inoperancia de las autoridades del área que no se toman las medidas inmediatas para abordar esta situación y garantizar que los trabajadores reciban el pago que se les debe. Total, la secretaria de Primera Infancia, Niñez y Familia, Carina Iradis; el subsecretario de Niñez y Familia, Cristian López Traficando; la subsecretaria de Primera Infancia, Marcela Alarcón Fernández y la directora de acompañamiento familiar en contextos rurales, María Belén Aramburu tendrán depositado sus sueldos de marzo el 31 de estén mes.

Mientras tanto les siguen exigiendo a los Acompañantes Familiares en territorio que cumplan con sus labores diarias y nadie tiene que quejarse ni lamentarse y si lo hacen que presenten sus renuncias.

La verdad es una situación lamentable. Habría que ver qué pasaría si estos 4 funcionarios nombrados no perciben sus salarios por tres meses. Por supuesto son cifras abultadas no la miseria que le pagan a los 150 trabajadores que se vienen lamentando y quejando por no cobrar en tiempo y forma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí