Picaros y sinvergüenzas: votantes deberán realizar donaciones y tareas comunitarias

0
91

Las medidas fueron adoptadas en dos acuerdos de conciliación celebrados en el marco de procesos por presuntos delitos electorales. Una fundación de equino terapia recibió 100 mil pesos, mientras que dos merenderos fueron beneficiados con 200 mil pesos. En este caso además se acordó que los acusados cumplan 12 horas de trabajo comunitario mensual durante seis meses.

El juez federal de Garantías N°1 de Salta, Julio Bavio, homologó dos acuerdos de conciliación a través de los cuales se arribó a la resolución de conflicto en dos hechos que eran motivo de investigación por parte del fiscal Ricardo Rafael Toranzos, con competencia electoral, ocurridos en aquella capital durante las elecciones generales del 22 de octubre pasado y en la segunda vuelta de la elección presidencial celebrada el 19 de noviembre.

Los acuerdos, celebrados ante el juez el 18 de abril y el 27 de junio pasado, fueron presentados por la auxiliar fiscal Carolina Aráoz Vallejo. Las reparaciones acordadas ya fueron cumplidas.

La funcionaria explicó que un caso se había originado a partir de un hecho registrado cuando se realizaba la segunda vuelta de la elección presidencial, y las autoridades de la mesa N°1352, habilitada en la Escuela N°4039 “Provincia de Buenos Aires”, advirtieron la destrucción de 31 boletas electorales a la salida de un votante.

Precisó que, a partir de esa situación, se dio intervención a la fiscalía ante la posible comisión del delito contemplado en el inciso “g” del artículo 139 del Código Electoral Nacional, que establece penas de 1 a 3 años de prisión a quien “sustrajere boletas del cuarto oscuro, las destruyere, sustituyere o adulterare u ocultare”.

El acuerdo, relató la representante del MPF, consistió en el pago de una donación de 100 mil pesos en efectivo por parte del votante, que se dispuso a favor de una fundación de equino terapia de Salta.

La auxiliar fiscal Aráoz Vallejo presentó también el segundo caso, originado en hechos ocurridos durante las elecciones generales del 22 de octubre pasado. Las actuaciones habían sido iniciadas por personal de la subcomisaria de Villa El Sol, en la zona este de la ciudad de Salta.

Explicó que la policía actuó en respuesta a maniobras que llevaban adelante cuatro personas apostadas frente a la Escuela “Arturo Oñativia”, donde los sospechosos interceptaban a los votantes, mantenían un breve diálogo, les daban una boleta electoral y los acompañaban hasta el establecimiento. Agregó que, una vez que los electores con los que habían hablado salían de emitir su voto, les exhibían el comprobante de votación y la pantalla de su teléfono celular, ante lo cual, y a modo de pasamano, recibían algo y se retiraban del lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí