La pandemia en el país Coronavirus en Argentina: en la cuenta regresiva para la cuarentena más dura, el nivel de testeos en el país sigue siendo bajo

Se hicieron 7.425 análisis de Covid-19 por millón de habitantes. Es uno de los peores registros de Latinoamérica. Los expertos piden una estrategia más agresiva de diagnósticos.

0
163

Este domingo a la mañana el Ministerio de Salud de la Nación reportó que su testeo promedio para buscar casos positivos de coronavirus equivale a 7.425 análisis por cada millón de habitantes. Un mes atrás, el 28 de mayo, la proporción de testeo era menos de la mitad: 3.197 pruebas por cada millón de habitantes. Y dos meses antes, el 28 de abril, se hacían 1.181 pruebas por cada millón de personas: en los últimos días el rastreo de casos se multiplicó más de seis veces.

Cuando se compara esa cantidad de testeos con otros países de la región, Argentina ocupa uno de los últimos lugares. Por ejemplo, según el portal de su Ministerio de Salud, Chile testea a 63.508 personas por cada millón de habitantes. Perú, a 51.409 personas por millón de habitantes, también según su cartera de Salud. Uruguay analiza 18.609 casos por millón de habitantes, Paraguay estudia a 9.627 por millón de habitantes, Ecuador, a 8.708, y Bolivia, único registro por debajo del argentino, a 6.244 personas por millón de habitantes. Brasil no publica información oficial al respecto. Según el sitio web Worldometers.info, testea a 13.766 personas por millón de habitantes. Ese mismo sitio da cuenta de que Colombia analiza 14.266 casos por cada millón de habitantes.

La comparación con otras naciones en este punto es injusta, porque la mayoría son testeos serológicos y no de diagnóstico”, dijo este domingo a Página/12 el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García. En efecto, por dar algunos ejemplos, sólo el 25% de los testeos informados por Perú son PCR -los que se usan en Argentina para diagnosticar-, y en Brasil esa proporción es del 33%.

“Las dos herramientas que se han utilizado con algún éxito mientras esperamos la vacuna fueron las cuarentenas restrictivas, amplias y no escalonadas, y el testeo con su respectivo rastreo de convivientes y contactos estrechos en caso de que un hisopado dé positivo”, explica a Clarín el médico infectólogo Eduardo López, parte del comité de expertos que asesora al Ministerio de Salud de la Nación. Y agrega: “Reconocido por el propio ministro, ese rastreo pudo haber llegado un poco tarde“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí