Disidencias en el COE de Cafayate: mientras el Intendente habilita el turismo interno, el director del Hospital no está de acuerdo

0
311
Almeda y Vargas en otros tiempos

En medio de un momento delicado de contagios y muertes, el Comité de Emergencia de Cafayate entró en un serio estado de conflicto con el Intendente.

Por primera vez Vargas y Almeda hicieron declaraciones por separado mostrándolos con profundas diferencias, posiciones de soberbia y llevando las cosas a un estado de ruptura que los muestra a ambos rozando la irresponsabilidad y dejando al COE en una virtual anarquía en medio de la pandemia.

La Conferencia que el intendente Municipal dio este jueves por la mañana sin la habitual compañía del doctor Carlos Vargas llamó mucho la atención sobre todo sabiendo que se anunciaba la re apertura del turismo interno y que el cementerio si estará abierto para el Día de las Almas con un protocolo.

Almeda estuvo acompañado en la conferencia en la que anuncio la reapertura del turismo interno por el Secretario de Gobierno, Marcos Arjona y la responsable del área de Bromatología, Siwar Haro Millán-.

Solo poco tiempo después de finalizada la conferencia del Intendente y sus funcionarios. Vargas hizo lo propio en una radio mostrando su disidencia con tal decisión, afirmando que no participó de la conferencia de prensa por no estar de acuerdo con la decisión tomada y dijo que se negó a firmar el acta con la que se habilitaba el turismo interno.

Al respecto Vargas dijo que “no prima el bien común ni el criterio sanitario” y que la decisión obedece a factores que no son políticos.

Además, el gerente del hospital local se despegó de la responsabilidad de la medida y dijo que espera que este fin de semana se vuelvan a tener los mismos problemas que hubo con la primera apertura del turismo interno como las irregularidades con los Boucher, salvoconductos etc. y que se debería tomar un tiempo más para solucionar estos problemas antes de reabrir el turismo.

Al respecto de los controles de ingreso al Departamento, Vargas anunció que no colaborará con ellos argumentando que el hospital no cuenta con más personal para reforzar los puestos, pero fue más allá y cargó toda la responsabilidad tanto en las fuerzas de seguridad como en el municipio para articular que el ingreso de turistas sea lo más ágil posible.

Finalmente dio un claro mensaje de ruptura dentro del COE local al afirmar que no quiere ser “cómplice” de la decisión tomada por el intendente Almeda, la Fiscal Sandra Rojas y la Jueza Virginia Toranzos que son los demás integrantes. Las dos funcionarias judiciales vuelven a quedar en medio de un conflicto y rozando la incompatibilidad.

¿Chivo expiatorio?

Fuentes municipales que pidieron reserva de identidad dijeron a radiocafayate.com que en realidad la tensión entre Vargas y Almeda no es nueva, solo que era silenciosa y que dentro de las paredes del edificio de la Municipalidad siempre se pensó que Vargas intentó echarle la culpa del fuerte brote de COVID en Cafayate al turismo interno para no mostrar las falencias que tuvo la política de controles que instrumentó casi en solitario y con un nivel de soberbia y prepotencia que no aceptaba opiniones en contrario. “Solo hace falta mirar con detenimiento cuanto tiempo paso desde el cierre del turismo interno hasta que se desató el brote en Cafayate y se van a dar cuenta que paso mucho más que un mes, por lo que no se le puede atribuir a los turistas el ingreso masivo del virus y si a las fallas del sistema que instrumentó Vargas, por eso busca chivos expiatorios para no asumir su responsabilidad”, afirmó la fuente.

FM CAFAYATE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí