Duro revés para Fernández: la Corte Suprema falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires por las clases presenciales

0
760

Finalmente el máximo tribunal avaló la autonomía de la Capital Federal y le dio la razón a Horacio Rodríguez Larreta en su conflicto con la Casa Rosada.

La Corte Suprema de Justicia falló a favor de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires con el voto de los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, el máximo tribunal del país hizo lugar a la demanda presentada por el gobierno porteño y aseguró que el decreto de necesidad y urgencia que ordenó cerrar las escuelas viola la autonomía de la Capital Federal. Elena Highton de Nolasco, que ya se había manifestado en contra de la competencia originaria del tribunal en este caso, se abstuvo.

Según trascendió, el voto del Tribunal fue unánime en favor del amparo, lo que implicaría un duro revés para el Gobierno Nacional, en tanto que la vicepresidenta del cuerpo Elena Highton de Nolasco no votaría al considerar que el caso no es competencia de la Corte.

Los jueces de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti presentaron ante la Secretaría de Juicios Originarios del Tribunal un voto común para iniciar el camino final hacia el fallo.

Si bien el contenido del voto permanece en reserva, fuentes del tribunal adelantaron que está “muy fundamentado” y con profusa cita de fallos de la propia Corte sobre el estatus jurídico de la Capital Federal y las facultades que se desprenden tanto de la Constitución Nacional cuanto de la del propio estado local.

La Ciudad de Buenos Aires obtuvo una reivindicación de la autonomía -que, por otra parte, ya fue reconocida por la propia Corte desde 2019- y en ese escenario se arrogaría la facultad de decidir la modalidad de las clases en su distrito.

El amparo original fue presentado hace tres semanas, tras lo cual el Procurador General de la Nación adjunto Eduardo Casal reclamó por la inconstitucionalidad del Decreto Nacional de Urgencia (DNU), al considerar que debía pasar por el Congreso de la Nación para ser validado.

También criticó que no había comprobación de los datos epidemiológicos que expuso el Gobierno Nacional para suspender las clases en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

La presentación de la Ciudad fue por el DNU 241, el anterior, y ahora rige otro firmado hace pocos días por el Poder Ejecutivo, que mantiene la misma situación.

En tanto, en la Ciudad siguen las clases presenciales por un fallo local.

La resolución tiene un impacto hacia la provincia de Buenos Aires donde la presencialidad de las clases está suspendida desde hace 15 días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí