Salió de un “telo” y lo acribillaron a balazos: la mujer que estaba con el escapó corriendo

0
210
Fue asesinado a balazos a la salida de un hotel alojamiento, pero no pudieron determinar su identidad

Ocurrió en Quilmes y los investigadores buscan identificar a la víctima y a su acompañante, quien escapó corriendo del lugar. Hallaron 13 vainas servidas.

Cerca de las 4 de este martes, el 911 fue alertado por una serie de disparos frente a un hotel alojamiento de la localidad bonaerense de Ezpeleta, en el partido de Quilmes. Al llegar, la Policía se encontró con un joven tendido boca abajo sobre el piso y con varios impactos de bala en su cuerpo: había sido atacado a balazos cuando salía del albergue transitorio junto a una mujer, quien escapó del lugar.

El crimen ocurrió en la vereda que del hotel El Ruca, ubicado en el cruce de la avenida Calchaquí y la calle Bolivia, casi en el límite con Quilmes Oeste. Según contaron testigos, la víctima y su acompañante se retiraron del lugar caminando y cuando llegaron a la esquina, a unos pocos metros de la puerta de ingreso al albergue transitorio, se produjo la balacera. Los agentes del Comando de Patrullas que llegaron al lugar fueron los que llamaron a una ambulancia del SAME de Quilmes, que constató que la víctima estaba fallecida.

El crimen ocurrió frente al hotel El Ruca, ubicado en el cruce de la avenida Calchaquí y la calle Bolivia

El caso quedó en manos de la fiscal Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº7 de Quilmes. De acuerdo a lo que se pudo saber, hacia esta tarde los investigadores seguían trabajando para conocer la identidad del joven acribillado a balazos. Sospechan que tiene entre 20 y 25 años. Tampoco hay rastros de la mujer que estaba con él, y que huyó corriendo tras el ataque.

La identificación de ambos será clave para reforzar o comenzar a despejar hipótesis. Por lo pronto, no se descarta ninguna línea de investigación, aunque la de un homicidio en ocasión de robo perdió fuerza, ya que la víctima conservaba dinero entre sus pertenencias cuando fue hallado por la Policía: tenía 60 mil pesos en los bolsillos del pantalón. Además, llevaba puesto un reloj, pulseras y una cadena que pudieron haber sido considerados como objetos de valor por los delincuentes de haberse tratado de un asalto.

Al margen de la motivación del crimen, los investigadores también trabajan para establecer si hubo más de un atacante. Por estas horas, se concentraban en el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona para dar con pistas y, por otra parte, para intentar identificar a la mujer que acompañaba a la víctima, cuya declaración será clave para entender qué sucedió.

Mientras tanto, se aguardan los resultados de la autopsia: el cuerpo presentaba, al menos, cinco impactos de bala y, en la escena del crimen, la Policía Científica recolectó 13 vainas servidas calibre 9 milímetros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí