Rosario de la Frontera prohibió la venta de bebidas alcohólicas

0
278
Como consecuencia a la gran cantidad de contactos que uno de los casos positivos tuvo, es utópico lograr la identificación del 100% de los contactos y tener absoluta tranquilidad

Acompañado por el gerente el Hospital Melchora Figueroa de Cornejo, Dr. Alejandro Peso, el senador Javier Mónico y el 3er jefe de Unidad Regional, Crio. Marcelo Leiva, el intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís brindó una Conferencia de Prensa para anunciar las nuevas disposiciones que adoptó el COE local en base a la situación epidemiológica registrada en estas últimas horas.

El jefe comunal expresó que luego de haber deliberado y definir esta nueva normalidad, decidieron realizar algunos ajustes en las diferentes actividades que llevan a diario los rosarinos.

“Hemos evaluado y créanme que no ha sido fácil tomar decisiones y volver atrás con algunas cuestiones que habíamos retomado y acostumbrado hace ya bastante tiempo”, dijo.

Recapitulando a esa primera instancia en la que por Decreto Nacional se dispuso el aislamiento estricto y obligatorio, donde solo trabajaban los comercios y los servicios absolutamente esenciales, Rosario de la Frontera fue evolucionado prácticamente a una normalidad absoluta. “En ese ínterin, el Municipio y el COE local permitieron que a partir de la tercera semana pudieran reabrir los comercios en general realizando actividades de cobranzas y ventas menores e individuales como así también, hemos extendido el horario sobre todo para los comercios en general y almacenes de barrio” recordó.

El problema se originó en que se detectaron dos casos positivos y uno de ellos tuvo una gran cantidad de vinculaciones con otras personas por lo que es utópico lograr la identificación del 100% de los contactos y con ello, poder tener absoluta tranquilidad porque a su vez, estos ya tuvieron contacto con varias más lo cual hace que el número sea exponencialmente difícil de encontrar y justificar el termino de aislamiento individual.

En ese sentido, se ha decidido fijar una nueva normalidad en donde Solís solicitó a los comercios y al pueblo en general, acompañamiento.

Nuevas medidas

*Hasta el día 6 de septiembre se prohibirá todo tipo de venta de bebidas alcohólicas. «Consideramos que es un atenuante que facilita las reuniones sociales», aseguró el intendente y anunció otras restricciones.

*Tiendas de ropa y otros afines, deberán trabajar a puertas cerradas.

*Comestibles y artículos de higiene: se restringen las capacidades máximas en los locales, sólo hasta las 20 horas.

*Comercios de barrio: hasta las 21.

*Deportes: sólo caminatas individuales y ciclismo. *Culto: no se permitirán misas ni visitas a templos.

EXPRESION DEL SUR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí